Siete gastos que olvidas colocar en tu presupuesto

Es fácil de acordarse de los gastos más importantes del departamento, como la luz, el agua y el Internet. Sin embargo, ¿qué hay de esos otros gastos pequeñitos del día a día?

Aunque deseemos con todas nuestras fuerzas volver a aquellas épocas en las que no teníamos responsabilidades ni obligaciones financieras, eso no es posible. Por el contrario, debemos caminar hacia delante, con el objetivo de ser mejores adultos, lo que significa aprender cosas importantes como escribir un CV o aprender a organizar el presupuesto.

Presupuestar es una habilidad extremadamente difícil y todos los gastos pequeños que debemos realizar a diario hace las cosas aun más difíciles. Si estás en proceso de ordenar tu estado financiero, revisa estos siete gastos pequeños y escurridizos que Ciudaris Inmobiliaria en Lima ha reunido para ti:

1.- Bebidas alcohólicas

Salir a almorzar o a cenar es una cosa, pero cuando a eso se le añade una cerveza, una copa de vino o cócteles, la cuenta puede pegar un salto a costos que pueden afectar el presupuesto. Con los tragos, uno gasta dinero de forma muy rápida, en especial si se piensa salir el fin de semana, pues nadie espera tomar un solo vaso de tu bebida favorita.

Si preparas un presupuesto semanal para bebidas, sabrás de forma exacta cuántas noches de rebeldía podrás pagar y si deberás contentarte con agua o gaseosa para la cena durante la semana.

2.- Impulsos en las tiendas

Créelo o no, la gente puede ir demasiadas veces a una tienda. Aunque algunas personas prefieren ir a su tienda más cercana pocas veces a la semana para llevarse cantidades pequeñas de comida, ir menos veces podría ayudarte a ahorrar dinero. Eso sucede porque mientras más vayas a la tienda, es más probable que te lleves un paquete de galletas que se te puede antojar en el momento.

3.- Banco y tarifas de cajero automático

Cada vez que vas a un cajero automático que no es del banco al que perteneces, se carga una pequeña tarifa a la transacción. Si lo haces a menudo, ponte a pensar sobre eso. Estas pequeñas tarifas podrán parecer pequeñas, pero te harán gastar más de lo que te imaginas.

Es fácil evitar los cargos de los bancos y los cajeros automáticos. Planea con anticipación y consigue dinero de tu banco o paga con una tarjeta la próxima vez que vayas a un supermercado o a una tienda cercana. Ahorrarás unos cuantos soles al final del mes.

4.- Viajes a una cafetería

Por más que te sirven el mejor café del mundo, ir a una cafetería a diario, incluso unas cuantas veces a la semana, es una gran manera de desperdiciar montones de dinero al año. Si no puedes evitar ir a tomarte un café antes de ir a trabajar, incluye estas visitas en tu presupuesto. Establece un monto límite que puedes gastar a la semana y aprende a hacer un buen café en casa.

5.- Salir a comer

Comer en un restaurante a diario es una gran carga en tu presupuesto y un muy mal hábito financiero. La mayoría de las personas saben que deberían evitar los almuerzos en restaurantes para ahorrar dinero, pero incluso salidas a un restaurante de comida rápida a diario puede ser un gran problema para el presupuesto.

Te sorprenderás del monto de dinero que ahorrarás si creas un presupuesto semanal para los almuerzos. Además, si llevas una lonchera al trabajo la mayor parte de la semana y solo sales un par de días a almorzar, evitarás gastar de más a la semana.

6.- Medicinas y visitas al doctor

Las recetas médicas y los chequeos son cosas que uno no planea con anticipación, pues uno nunca sabe cuándo tendrá una emergencia y necesitará ir al hospital o comprar antibióticos. Sin embargo, es bueno incluir un poco dinero para la salud en el presupuesto, solo para casos de extrema urgencia. Además, planea los gastos de salud que sí sabes que deberás realizar, como chequeos anuales o citas con el dentista.

7.- Intereses en la tarjeta de crédito

Este gasto escurridizo es fácil de pasar por alto. Después de todo, los intereses en la tarjeta de crédito no afectan el presupuesto mensual, sino a las finanzas a largo plazo. Sin embargo, es bueno pensar en cuánto esperas pagar en intereses por las compras con tu tarjeta de crédito y sumar eso al precio antes de realizar una compra.

Si sigues estos consejos para no sobrepasar tu presupuesto mensual, entonces empezarás a tener un poco más de dinero en tu cuenta, el cual podrás utilizar en algo importante que debas planear. Si entre esos planes de inversión está adquirir una vivienda, entonces te invitamos a conocer más sobre nuestros departamentos en venta en San Miguel,  ubicado en un distrito que no solo te ofrece comercio y diversión, sino cercanía a diversas áreas verde así como al mar. Nuestro proyecto llamado Liberpark te ofrece la oportunidad no solo de vivir en un buen distrito sino también está ubicado frente del parque, lo cual permitirá que tú y tu familia, o compañero de cuarto, vivan cerca de la naturaleza, pero sin alejarse de las comodidades y accesibilidad de la ciudad. Visita nuestra caseta de venta en av. Universitaria 620 – San Miguel.

Pilar Núñez

Gerente de Marketing en Ciudaris.

También te puede gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest