Catorce consejos para ahorrar espacio en tu dormitorio

 

La falta de espacio en el dormitorio tu nuevo departamento no es motivo para que tengas que renunciar al confort y elegancia de ese ambiente. Habitaciones compactas pueden lucir tan lujosas y ordenadas como cualquier otra que cuente con un amplio espacio. El diseño de un dormitorio pequeño no se trata sólo de crear interiores que ahorren espacio. Éste tiene que ser una combinación de estilo y espacio, la cual emane equilibrio y elegancia. Para eso, se requiere de una planificación adecuada y un poco de ingenio. Si bien anteriormente hablamos sobre cómo mantener tus espacios reducidos bien organizados, en esta ocasión nos enfocaremos en el dormitorio, una habitación importante en tu vivienda. Por lo tanto, si el departamento que acabas de comprar tiene dormitorios con espacios reducidos y no sabes cómo convertirlo en un lugar cómodo y ordenado, Ciudaris te trae una serie de consejos para ahorrar espacio. Todas ellas dirigidas a que el lugar donde duermas sea relajado, funcional y además, tenga estilo.

1. Tener una mesa de noche en nuestro dormitorio es indispensable. Sin embargo, cuando la habitación es pequeña, contar con una significaría reducir el espacio del ambiente y al mismo tiempo darle un aspecto recargado. Por lo tanto, en lugar de tener una mesa de noche convencional, puedes optar por adquirir aquella que se pueda empotrar en la pared. Con esto no solo tendrás espacio libre debajo de la mesa de noche, lo que brindará a la habitación un aspecto más amplio, sino que también podrás usar ese espacio para guardar objetos.

2. Otra manera de aprovechar el espacio que ocupa una mesa de noche es colocando repisas en la pared. Si eres de las personas que no les importa mucho contar con una mesa de noche, entonces puedes colocar varias repisas hasta la altura que quieras. En ellas, podrás ubicar una lámpara, algún adorno o guardar tus libros. Lo bueno de las repisas es que también puedes colocarlas sobre la cabecera de tu cama. Sin embargo, procura que las cosas que pongas en ellas estén bien ubicadas y sujetas, ya que cualquier movimiento puede hacerlas caer sobre ti.

3. Ahora, si las cosas que tienes en tu habitación son muy pesadas como para estar ubicadas en una repisa, entonces te recomendamos poner estantes con puerta. Sin embargo, como el ambiente es pequeño, los estantes estarían empotrados a la pared, cerca del techo para aprovechar los espacios aéreos de la habitación. De esta manera no perderás espacio en el suelo, y además habrás aportado a la decoración del dormitorio. Recuerda, si decides hacer esto, es preciso que los estantes esté bien hechos y sujetos con buenos materiales.

4. Otra opción para resolver el problema de la mesa de noche es usar tu escritorio como una. De esta manera, ahorras el espacio que ocuparía el escritorio en otro lado de la habitación y al mismo tiempo le otorgas al mueble una doble función. Para lograr esto, te recomendamos dejar un espacio en la mesa todas las noches, del lado que da a tu cama.

5. Cuando se trata de habitaciones pequeñas es importante utilizar los espacios aéreos. Una opción es aprovechar el espacio que está sobre la cabecera de tu cama. Además de emplearlo para colocar estantes,  puedes hacerlo para instalar luces que caigan sobre tu cabecera y sirvan como lámparas. Esto le dará un aspecto muy interesante a tu dormitorio y le proporcionará iluminación. Si tomas esta opción, asegúrate de que las luminarias no choquen con tu cabeza cuando te sientes y que sean las que no se calienten, pues te darán mucho calor y podrían ocasionar accidentes.

6. Una opción multifuncional sería utilizar un pequeño armario como mesa de noche, de esos que se emplean para guardar zapatos. Ya que no solo cumplirían la función de mesa, sino también de almacén. Asimismo, aportaría a la decoración de tu dormitorio. Si encuentras un armario de aluminio, estilo casillero de colegio, le dará un estilo industrial bastante moderno.

7. Utiliza los espacios debajo de tu cama para guardar cosas como zapatos, carteras o archivos. Recuerda hacerlo ordenadamente, para hallar todo más rápido. Para ello, te recomendamos utilizar cajas grandes de plástico, ya que son resistentes y transparentes, por lo que tendrás todo a la vista. Si tu cama tiene cajones, aprovéchalos al máximo.

8. En lugar de poner sillas que ocupen espacio en tu habitación, puedes optar por colocar una alfombra con cojines en el suelo. No solo le dará un aspecto más relajado a tu habitación, sino que es muy práctico, ya que lo puedes poner y sacar cuando sea necesario. Otra opción, si no temes estar suspendido y puedes darte el lujo de clavar en las paredes, es colocar una hamaca sobre tu cama. A tus invitados les encantará estar en tu habitación.

9. Si la altura del techo te lo permite, puedes aprovechar los espacios aéreos  y colocar una cama estilo camarote, pero sin la cama de abajo. En en su lugar, puedes emplear todo ese espacio para colocar un escritorio, sillones, un armario o lo que quieras. De esta manera aprovechas al máximo los espacios de tu habitación.

10. Si a tu armario le falta espacio, en lugar de abultar toda tu ropa en cajones, para que luego esté arrugada, puedes instalar un “armario artesanal”  en alguna parte de tu dormitorio. Lo único que necesitas es clavar un perchero con varios ganchos en cualquier pared que tengas libre. Otra opción podría ser colocar una varilla de un extremo de la pared a otro, por ejemplo, en una esquina. No es necesario que esta varilla o perchero sea grande, ya que el objetivo de esto es colocar prendas de ropa que uses más y que no quieres que se arrugue.

11. Si te falta espacio en tu escritorio, intenta colocar un estante encima del mueble y adicionalmente, un tablero de corcho en la pared. En el estante puedes guardar tus útiles de escritorio o documentos, mientras que en el corcho puedes pegar notas de cosas importantes. De esta manera, tendrás todo el espacio del escritorio solo para trabajar y al mismo tiempo tus cosas estarán más ordenadas.

12. Elimina el exceso de muebles. Todo lo que no sea muebles de dormitorio, retíralo de tu habitación. Si es posible quédate solo con tu cama, mesa de noche y escritorio, si es necesario. El dormitorio debe ser un espacio de descanso y relajación, si lo llenas de muebles y cosas, el ambiente lucirá y se sentirá cargado.

13. Si al reorganizar tus muebles tienes un poco más de espacio, puedes adquirir un baúl. Sin importar el lugar en donde estén, los baúles son muy útiles porque les puedes dar varias funciones. Por ejemplo,  puedes usarlos como mesa además de guardar muchas cosas. Busca uno pequeño y ponlo en lugar de tu mesa de noche.

14. Finalmente, para las ventanas no te recomendamos colocar cortinas muy gruesas, sino una de tela más delgada y ligera, que al recogerla no se abulte y por ende, no ocupe mucho espacio. Opta por las de tipo black out o los estores oscuros si la luz de la mañana es un problema.

Esperamos que todos estos consejos te ayuden a aprovechar al máximo el espacio de tu dormitorio. Ponlos en práctica lo mejor que puedas, y recuerda que tu dormitorio es un lugar de relajo, así que trata de no acumular mucho.

¿Quieres enterarte de las últimas novedades de Ciudaris? Visita nuestra página web y conoce más sobre nuestros actuales proyectos inmobiliarios en Lima y Chiclayo, así como la gama de beneficios que hemos ideado para que tú y tu familia se sientan desde un principio en casa con nosotros.

Pilar Núñez

Gerente de Marketing en Ciudaris.

También te puede gustar...

1 Respuesta

  1. 30 abril, 2015

    […] solución: ¿En tu sala todos los muebles están pegados a la pared? o ¿tu dormitorio luce pequeño debido a la ubicación de los muebles? Descubrir cómo acomodar los muebles es muy sencillo y puede tener una gran impacto en el aspecto […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest