Cómo mantener un aroma agradable en tu departamento

Los malos olores pueden ser una molestia en tu departamento, y ser muy vergonzosos cuando tienes invitados. Muchas veces incluso no se sabe de dónde viene. Es importante  mantener siempre tu hogar libre de olores, o saber cómo enmascararlos. Por eso, el equipo de Ciudaris te brinda algunos consejos para que tu hogar sea un lugar más agradable.

  1. Determina de dónde viene el mal olor. A veces puede que sea obvio, pero cuando no se sabe, necesitas revisar toda tu casa para averiguar la fuente. Hay muchos lugares comunes donde se forman estos malos olores: detrás de refrigerador, el baño, el área del basurero, las cañerías y si tienes mascotas, el lugar donde duermen. Muchas veces, eliminar ese mal olor hace que tu casa huela bien inmediatamente.
  2. Elimina el olor que dejan tu mascotas en tus alfombras. Puedes limpiarla con bicarbonato de sodio, esto absorberá el mal olor. Déjalo asentar en tu alfombra durante quince minutos antes de usar la aspiradora o un trapeador. Si, por el contrario, tu mascota ha orinado, primero limpia  con papel periódico y luego échale el bicarbonato con agua.
  3. Busca señales de problemas con la cañería. Estos se indican con olores a huevo podrido. Para probarlo, trata de echar una cucharada de aceite de menta por el desagüe. No solo ayudará a localizar la fuente de tu problema de cañería, sino que también ayudará a enmascarar el olor. Luego, deja correr agua caliente. Repite este proceso cada cierto tiempo, para evitar que el olor regrese.
  4. Elimina los olores del cigarro. Este elemento es uno de los que más se impregnan en una casa. Para lograrlo, coloca envases con vinagre blanco o amoniaco alrededor del área que huela a humo. Este es un gran neutralizador de olores. Cuando sientas que el olor se ha ido, puedes botar el vinagre. Luego, limpia las áreas impregnadas con el olor con una solución hecha de una parte de vinagre y cinco partes de agua. Finalmente, ventila las alfombras o muebles que hayan estado en el área.
  5. Para lograr un olor más agradable, puedes usar productos aromáticos, tales como velas, aceites o aromatizadores. Un secreto es colocar gotas de aceites aromáticos en los focos, de manera que cuando las luces están prendidas, este se derrita y el olor se esparza por el cuarto. También se puede usar incienso.
  6. Ventila tu hogar a diario. Mantén las ventanas abiertas cuando te sea posible, en especial en las áreas de cocina y baño.
  7. Al ser Lima una ciudad con alto grado de humedad, te recomendamos colocar un deshumidificador en tu departamento. Reducirá los niveles de humedad de tu vivienda, brindando un mejor olor y ayudando a la salud de la familia.
  8. Échale a tu ropa una pizca de bicarbonato junto al detergente cuando la pongas en la lavadora. Esto elimina varios olores desagradables a la vez que lavas tu ropa.
  9. Para eliminar olores de frituras u otras cosas desagradables en la cocina, puedes hervir una olla con agua y echarle un chorrito de suavizante de ropa.
  10.  Coloca flores frescas por toda tu casa. Esta es una opción más natural y le da un aspecto más agradable. Si algún miembro de tu familia es alérgico, cámbialo por popurrí u otro tipo de aromatizante.

Productos eco amigables

Para que tu hogar no solo huela bien sino esté en armonía con el medio ambiente, a continuación te dejamos algunos productos ecológicos para mantener la limpieza en tu hogar,  los que no solo harán que tus ambientes tengan un olor agradable , sino que también ahorrarás dinero, ya que puedes conseguirlos en tu despensa.

Bicarbonato de Sodio

Este simple polvo blanco es muy barato y versátil, ya que lo puedes usar de diferentes maneras a la hora de limpiar tu casa.

En tus alfombras: Si los niños o tus mascotas tienen un accidente en la alfombra, esparce bicarbonato de sodio en la superficie y deja que absorba la humedad. Pasa la aspiradora cuando esté completamente seco. Si un espacio queda húmedo, suavemente pasa un cepillo con una mezcla de bicarbonato y agua en la alfombra, déjalo secar y pasa la aspiradora nuevamente.

En tus paredes: Usando un poco de bicarbonato en una esponja húmeda, puedes quitar las marcas de las paredes.

En tus electrodomésticos: Añade un poco de bicarbonato de sodio en una esponja húmeda y limpia los electrodomésticos. Luego, enjuaga la esponja y vuelve a pasarla para limpiar los residuos.

Vinagre

Para las ventanas: Mezcla vinagre y agua en una botella con spray. Para un brillo extra, utiliza un paño de tela en vez de papel toalla.

Para tus pisos: Mezcla una taza de vinagre, una taza de agua caliente y un par de gotas de jabón líquido en una botella con spray. Hecha el líquido en el piso de madera, porcelanato o cualquier superficie que no tenga alfombra.

Para drenar los caños: si tienes una tubería obstruida en tus caños, vierte media taza de bicarbonato de sodio, seguido de una taza de vinagre. Deja que el líquido haga efecto por media hora, luego vierte agua caliente para drenar la tubería.

Jabón de glicerina

Cuando estés limpiando superficies duras, a veces necesitarás un poco de espuma para quitar la suciedad. Equípate con agua, cepillos, jabón y prepárate para dejar tus baños impecables.

En la ducha: Combina agua y jabón líquido en una botella con spray. Rocía el líquido en toda la superficie y limpia con el cepillo hasta que se vea la espuma y se quite las manchas. Limpia todo vertiendo agua tibia.

Agua Oxigenada

Una botella de agua oxigenada es una alternativa eco amigable a diferencia de la lejía, tiene todos los elementos del limpiador sin dañar el medio ambiente.

En los baños: Vierte media taza de agua oxigenada en el inodoro y déjalo reposar por 20 minutos, luego limpia con un cepillo.

En la cocina: Porque no es tóxico, puedes usar agua oxigenada para limpiar las superficies alrededor de tu comida. Puedes pasar un paño humedecido con agua oxigenada sobre tu refrigeradora y lavatorios, desinfectar  tablas de picar y limpiar las esponjas.

Fabrica tu propio desinfectante

Para hacer tu propio desinfectante, añade una cucharita de esencia en aceite de algún elemento como extracto de lavanda, vainilla, entre otros, a dos tazas de agua y vértelos a una botella con spray. Asegúrate de guardar estos productos debidamente etiquetados y fuera del alcance de los niños.

Pilar Núñez

Gerente de Marketing en Ciudaris.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest