Decoración: Cómo crear un mini-jardín ZEN

Que te sientas tranquilo y feliz en casa es algo que nos interesa mucho en Ciudaris. Por eso, hoy te mostraremos cómo hacer tu propio jardín zen en casa, información cortesía del proyecto inmobiliario Liberpark San Miguel.

El propósito de un jardín zen o un jardín japonés de rocas es ayudar a desestresarte y relajarte cuando necesitas un descanso. Evoca sensaciones de tranquilidad, calma y paz. Usualmente consiste sólo en algunos elementos naturales como arena, gravilla y rocas. Puedes crear tu propio pequeño lugar de paz y tenerlo en tu escritorio.

Los jardines miniatura no sólo son geniales de ver, sino también muy económicos para construirlos. No requieren mucho mantenimiento y no tienes de alimentarlos ni rellenarlos con agua. Todo lo que necesitas hacer es encontrar un lugar para él en tu escritorio o mesita;  y tendrás una forma de acceder al Zen siempre que quieras.

En tu jardín Zen, la arena o grava representará el agua. Las rocas seleccionadas con cuidado (no uses demasiadas) representarán la tierra. El pequeño rastrillo se puede utilizar para crear patrones en la arena y las curvas naturales alrededor de las rocas o piedras lisas.

Crear un jardín miniatura es muy fácil. Probablemente no debas salir a comprar nada, ya que todos los materiales de construcción son cosas que probablemente tengas en o alrededor de tu casa. Es una gran idea utilizar un viejo marco para construir tu jardín. Incluso puedes colocar algo especial como conchas o plantas de aire pequeñas para darle un toque personal.

Ahora podrás tener el jardín Zen que siempre quisiste.

  • Puedes usar igualmente una caja de madera aunque sea únicamente la base; sin tapa, de unos 3 o 4 centímetros de alto. Podrías pintarla o por el contrario dejarla al natural.
  • Agrega arena, que podría ser de distintas naturalezas; por ejemplo blanca y fina, o también usar arena de granos gruesos o piedras pequeñas.
  • Incluye algunas rocas de cualquier tipo pero con formas agradables y colores que combinen entre sí; si quieres también podrías agregar cristales. Si usarás cristales debes tener en cuenta limpiarlos minuciosamente, colocándolos de un día para otro en agua con sal.
  • Construye un pequeño rastrillo con palitos finos de bambú, usando la pistola de silicona.
  • Ubica tu jardín zen en una mesa baja, al lado de un cómodo sillón o en tu escritorio, para descansar la vista de vez en cuando y alejar el estrés.

¿Qué significan cada uno de los elementos y cuál es su función?

  • Arena: Hace la función de neutralizar los malos pensamientos, actitudes y emociones negativas, y favorece la serenidad. Al interactuar con ella podemos conectarnos con la playa; y los surcos están relacionados con los distintos caminos de la vida.
  • Las piedras: Simbolizan los obstáculos y experiencias en el recorrido vital.
  • Conchas o caracolas: Se relacionan con el mar y la tranquilidad y paz que sentimos frente al mar.
  • Rastrillo pequeño: se usa para “peinar” la arena, enfocando nuestra atención y creando situaciones que deseamos como prosperidad y estabilidad.

¿Qué beneficios te traerá tu jardín zen?

Tendrás una oportunidad de drenar los momentos de mucho estrés, de descansar la vista y de proveer a tus espacios de una vibra diferente.
Esperamos que estos consejos te hayan funcionado para construir tu propio jardín para tu hogar u oficina. Recuerda que este es un consejo cortesía de Liberpark San Miguel, un proyecto de Ciudaris Inmobiliaria.

Ciudaris Inmobiliaria

Empresa inmobiliaria líder del mercado con más de 20 años de trayectoria y más de 25 proyectos de viviendas realizadas en diversos distritos de Lima y provincias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest