Consejos para limpiar tu departamento más eficientemente

 

Algunas veces, tenemos la sensación que limpiar el departamento fuera una tarea de varios días. Sin embargo, existen algunos trucos y técnicas de limpieza que pueden ayudarte a tener un espacio limpio en poco tiempo. Si estás esperando invitados o solo quieres tener tu departamento más limpio y ordenado, aquí te dejamos algunos prácticos consejos de cómo limpiar tu departamento de manera mas eficiente y rápida.

  1.           Implementos

Ten a la mano todos los artículos de limpieza que vas a usar. Recuerda que estarás haciendo una limpieza general y en diferentes superficies, por lo que necesitarás varios tipos de productos para cada habitación. Lo básico es un limpiador en spray multi-superficies, una escoba, limpiador de vidrio, una esponja, plumero, un trapo para humedecer y una aspiradora, si se tuviera.

  1.           Limpiar la sala

Todas las piezas sueltas que encuentres en la sala deposítalas en un contenedor, esto te ahorrará tiempo al momento de querer reubicarlos. Luego de esto, enfócate primero en el sofá, sacude el polvo, sobras de comida, cabellos, etc. Mira detrás de los cojines por algún otro objeto o suciedad. Luego, sacude el centro de mesa, desecha las revistas viejas o reagrúpalas en orden, al igual que los libros. Una vez cada cierto tiempo, mueve los muebles para limpiar debajo y detrás de ellos. Finalmente, pasa la aspiradora por todo el cuarto y devuelve todo a su sitio.

  1. Limpiar el dormitorio

Recolecta toda tu ropa sucia en un contenedor. Si tienes ropa limpia que está fuera de su sitio, vuelve a colocarlas en los cajones o ganchos donde deberían ir. Reúne toda la basura y cosas que ya no vas a usar en el bote de la basura. Luego, tiende la cama. El dormitorio se verá mucho más limpio tan solo tendiendo la cama. Limpia las superficies de tus otros muebles, incluyendo la mesita de noche, estantes y escritorios. Al igual que en el sala, mira detrás de los muebles una vez cada cierto tiempo y limpia detrás de ellos. Para darle el toque final, pasa la aspiradora por toda la habitación.

  1. Limpiar el baño

Deposita la ropa sucia, las toallas usadas y todos los artículos sueltos en un contenedor. Luego, llena el tacho de la basura con todas las cosas que ya no sirvan. Sacude y limpia los mostradores con desinfectante en spray. Para el inodoro, usa el cepillo para inodoros para limpiar dentro de este y los desinfectantes en spray para la superficie y exteriores. Usa el limpiavidrios en  spray para limpiar los espejos. Luego, toma un balde con detergente, una esponja, y limpia la ducha y la tina, si la tuvieras. Finalmente, devuelve los artículos a sus correspondientes lugares y finalmente barre el piso del baño.

Como el baño es un lugar húmedo, deberías fijarte dentro de los contenedores de cepillos y demás artículos de limpieza de vez en cuando, en busca de moho. Si esto ocurre, lávalos y repite esto cada cierto tiempo.

Una vez culminado el aseo, puedes reiniciar el decorado de tu baño.

  1. Limpiar la cocina

Deposita en un contenedor todos los objetos sueltos, luego limpia los estantes y reposteros, deposita toda la basura que encuentres en un tacho. Lava la vajilla sucia, si los platos tienen residuos difíciles de sacar, déjalos remojando en agua tibia con limpia-platos por un rato, mientras continúas con la limpieza. Una vez que los platos estén limpios, pasa un paño con detergente por el lavadero y las demás superficies, y luego vuelve a pasar un paño limpio para enjuagar. Barre o limpia el suelo con un trapo húmedo. Finalmente, saca la basura.

De vez en cuando se tendrá que limpiar la grasa de este espacio, ya que tiende a mancharse y engrasarse con residuos de alimentos y la grasa de las frituras, tanto en la parte superior como interior de la cocina y el horno. Tendremos que pasar por esta labor de manera profunda una vez cada cierto tiempo, ya que en este lugar cocinamos nuestros alimentos y a veces comemos.

Para eliminar la grasa en la cocina es necesario fijarse no solo en las hornillas o en la pared junto a esta, sino también los pisos, las paredes, los zócalos, las mesas o los utensilios. Al pasar de los días, estos residuos se van acumulando.

  • Para eliminar esos grumos de grasa de los zócalos, debemos usar vinagre, el cual es muy eficaz para la limpieza de las grasas y aceites. Deberá colocar el vinagre en una botella con pulverizador y aplicarlo en toda la superficie. Dejar por unos minutos que actúe y luego pasar un trapo limpio para retirar la grasa suavizada.
  • Se recomienda también el uso de Bicarbonato de Sodio. Aplicarlo con una esponja para luego pasar sobre las superficies a limpiar. Este producto, al no ser abrasivo ni corrosivo, limpiará muy bien sin peligro de dañar su piel o su salud.
  • Si prueban con lo anterior y aun así la grasa no sale,  utilicen un poco de aceite vegetal crudo (funciona, aunque no lo crean) en un trapo y pásenlo por la superficie, esto retirará todo residuo de grasa que esté pegado. Finalmente moje una esponja con detergente y retire todos los residuos de aceite o grasa que hayan quedado.

Haga una limpieza efectiva de las superficies de su cocina y manténgala resplandeciente y aseada siempre.

Esperamos que este artículo te ayude a mantener la limpieza constante de tu departamento. Recuerda que ésta es importante para mantener el orden y buena presencia en tu hogar.

Pilar Núñez

Gerente de Marketing en Ciudaris.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest