Muebles para departamentos: futones

Al momento de iniciar con la decoración del departamento que acabas de comprar no solo tienes a tu disposición una serie de opciones de muebles para realizar dicho trabajo, sobre todo si se cuenta con espacio limitado. En el caso de los dormitorios, por ejemplo, tenemos a nuestra disposición varias opciones de muebles para departamentos, en el caso de no optar por una cama regular. En su lugar se puede optar por un sofá cama plegable, un diván o futón. (Los colchones de aire entran en la categoría de muebles temporales, cuando se necesita el espacio durante el día).

Por supuesto, no hay que descartar tampoco la idea de tener una cama full king, queen o de tamaño doble en tu dormitorio, pero no podrás utilizar dicho mueble como divisor de la habitación, ya que estos muebles no fueron creados para ello. Lo cual hay que tener en mente, sobre todo si nuestro dormitorio es de tamaño reducido.

Por lo tanto no será posible mover la cama por la habitación como quisieras. Una opción más flexible son los futones. Claro, estos muebles son pesados, pero dicho peso está distribuido a lo largo del ancho y largo de la pieza y puede empujarse y por el lugar con bastante facilidad. Está diseñado para abrirse y cerrarse.  Veamos algunas bondades que ofrecen este tipo de muebles para departamentos.

Los futones son flexibles

Debido a esto, y por otras razones, los futones son, por mucho, los favoritos de los propietarios de departamentos. Los futones tienen una capacidad camaleónica para funcionar como múltiples piezas: como un sofá robusto, un sillón reclinable para la espalda, una cama cómoda y espaciosa y un separador de ambientes e incluso una unidad de almacenamiento elegante.

 Cuando se vive en un departamento, se tiende a optar por una decoración aerodinámica, pues de lo contrario los ambientes se vería muy recargados. Con un futón, es posible aprovechar al máximo el espacio que rodea a este mueble flexible, mientras se mantienen un espacio agradable y minimalista.

Los futones sobre el suelo

¿Qué tipo de futones debemos elegir? Uno que pueda armar y desarmar  con facilidad, seguro. El único problema con estos muebles es que si el piso de tu departamento es de madera, hay que tener cuidado de no rayar el piso con el peso del mueble al momento de utilizarlo. Algunos futones son más fáciles de armar y desarmar que otros. Intenta practicar el armado y desarmado del mueble en la misma tiendas antes de comprarlo y llevarlo a tu casa.

También es posible elegir entre futones de metal y de madera. Una vez más, esto es una diferencia que podría influir en cuán fácil son para armarse y desarmarse. Por lo tanto, recomendamos probar el mueble en la tienda.

Una solución para evitar rayas en el piso de madera es tener cuidado al momento de desarmar el futon, se debe dejar caer con cuidado sobre el lugar, mucho mejor si es sobre una alfombra gruesa, pues podrá soportar la mayor parte del peso. Otra opción es dejar el futón en una sola posición  y evitar moverlo.

Elegir el colchón del futón

Recuerda que está comprando una cama cama convertible con, quizás, una unidad de almacenamiento. Sin embargo, tienes todo el derecho de esperar que el colchón sea firme, los colchones del futón no son suaves y blandos con resortes grandes y mucho aire en el medio. Estas son densas y ofrecen un gran apoyo para la espalda.

Tradicionalmente conocida como una cama japonesa, los colchones de los futones pueden ser delgados en un principio, pero esto se debe a que son compactos, y su relleno es comprimido.

Debido a que no hay aire en el cojín, menos es el movimiento cuando se está durmiendo. Es completamente lo opuesto a un colchón de plumas , con bultos y presión. Este colchón no se ajusta a la posición de la persona.

Trasladar el futón

El peso de un futón es aproximádamente de 350 a 400 libras, son pesados pero aún así se pueden trasladar con facilidad.

Cuando necesites trasladar este mueble, será necesario que quites el colchón. El mueble por completo es una pieza flexible, la cual puedes rodar con seguridad y sin problemas.

Puedes atar una tira o pegar con cinta la parte superior o inferior del muebles para que no se desarme mientras lo muebles. No intentes trasladar el futón junto con el colchón. Será difícil de mover y más difícil aún de conseguir que el futón pueda pasar por las puertas.

Asimismo, determina qué posición te permitirá trasladar con menos problemas el futón hacia dentro o fuera de la puerta, ya sea de forma plana, en la posición de cama o abierta, doblada en la posición de sofá. Pasa una pita o cita al rededor del mueble en la posición que elijas de manera que no se desarme. De esta manera, descubrirás que el futón se puede trasladar dentro y fuera de los departamentos y por arriba o abajo de las rampas y escaleras con facilidad y sin problemas.

Muchas piezas de muebles funcionan como muebles de noche, pero no todos son como los futones. Cuando compres un futón, te darás cuenta que acabas de conseguir una pieza de moda y con buen aspecto que es cómodo y muy versátil.

Te invitamos a conocer nuestros departamentos en venta en Lima y Chiclayo, los cuales cuentan con una excelente ubicación, acabados de calidad y áreas comunes listas. Para mayor información visita nuestra página de contacto ventas.

*Traducido y adaptado de Apartment Rating

Pilar Núñez

Gerente de Marketing en Ciudaris.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest