Cómo organizar una oficina en tu departamento

 

Uno de los mayores beneficios de una oficina en casa es la libertad de poder decorarla y diseñarla como se desea. Sin embargo, tiene también un obstáculo, y éste es el estar dentro de un hogar. Por lo tanto, el reto es que no haga perder a nuestro hogar su sello personal, ni tampoco que se entremezcle con este.

No importa si se le considere una bendición o una maldición, hay algo seguro: tu productividad y humor serán afectados por cómo está organizado. Se dice que un escritorio desordenado es símbolo de una mente desordenada, por lo que una oficina de casa desordenada puede ser la fuente de bloqueos mentales innecesarios, en lugar de un canal para ideas nuevas y diversas soluciones.

Para que no caigas en la improductividad que pueda causar una oficina en casa, te daremos ocho consejos. De esta manera, tener una oficina en tu departamento será símbolo de mayor productividad y humor positivo de trabajo, sin influir en la vida que llevas en el resto de la casa.

 

1. No mezcles el trabajo con la vida personal
Éste es el consejo más importante, ya que, evidentemente, el trabajo está dentro de tu casa. Para lograrlo, elimina del espacio de trabajo todo tipo de distracciones, tales como la televisión o las consolas de juego. Si es posible, bloquea en tu computadora los juegos o las redes sociales. Esto te ayudará a mantener separados física y psicológicamente el trabajo y la vida de hogar.

2. Busca una buena silla
Aunque anteriormente dijimos que se deben eliminar todas las distracciones, esto no significa que no se debe estar cómodo. Y la manera principal de estar cómodo al trabajar es con la silla adecuada, que no cause ningún tipo de molestia o futuros problemas de postura. Al pasar la mayor parte de tu tiempo sentado, es mejor invertir en un buen asiento. Y si no tienes suficiente presupuesto, considera invertir en un soporte adicional.

3. Mejor iluminación
Usualmente menospreciamos la luz, por lo que deberías considerar en examinar la de tu oficina. ¿Es demasiado fuerte o demasiado baja? ¿Le entra suficiente luz solar? Muchos investigadores concuerdan que el desánimo tiene una relación directa con la luz, y este puede llevar a una disminución de productividad. Recomendamos entonces ubicar tu oficina en un espacio iluminado de tu casa. Y si tu presupuesto lo permite, comprar varios aparatos de luz. Entonces entra el juego y la imaginación, ya que puedes elegir entre comprar lámparas de pie para poner junto a un sofá o una bonita lámpara de escritorio. Si trabajas mayormente en tu computadora, puedes poner una sola fuente para hacer el contraste con la pantalla.

4. Actualiza tus aparatos tecnológicos
Si vas a trabajar mucho tiempo en casa, asegúrate que la tecnología no sea un problema. Es probable que mantengas tus viejos equipos porque aun funcionan. Sin embargo, considera cuánto tiempo y dinero has gastado en arreglarlos, sin mencionar la frustración que causa cuando algo no funciona como debería. Para ello, trata siempre de actualizar la tecnología que te rodea en la oficina, incluyendo los OS, las impresoras, las conexiones a internet y los medios de comunicación. Asimismo, no olvides hacer siempre respaldos de tu información.

autocad

AutoCad

 

5. Mantén siempre los suplementos necesarios
Este consejo es una adición al anterior. Trata siempre de tener los aparatos, sistemas y programas acordes con tu trabajo, y siempre actualizados. Por ejemplo, si eres arquitecto, considera si tener algún programa nuevo sería mejor para tu trabajo, o incluso un monitor más grande.

6. Simplifica los procesos
Para esto, es importante organizar el espacio, volver a lo básico. Trata de mantener tus documentos siempre organizados, hacer accesos rápidos para las cosas más importantes y mantén tu lista de pendientes vacía para no sentirte abrumado. Es importante no categorizar demasiado, ya que esto puede aumentar el estrés. Trata de tomarte un día para organizarte, de manera que siempre encuentres lo que necesites sin sufrir en el proceso.

 

7. Expande tu lugar de trabajo o lugar de almacenamiento
Si estás teniendo suerte en el trabajo y los documentos aumentan, es posible que sea necesario aumentar el espacio de trabajo. Mientras mayor espacio veas a tu alrededor y menos desorden, menores serán las distracciones.

8. Ponle tu toque personal
A pesar de lo que se dijo en el primer punto, debes recordar que la ventaja de trabajar en casa es tener un espacio como se desea, en lugar de lo impersonal de una oficina común. Por lo tanto, sin incluirlo en el espacio del hogar, puedes agregarle plantas, fotografías, posters, incluso alguna pequeña mascota. También podrías incluir algo que te ayude a continuar si sientes desánimo, como fotos de tu familia, o algún recordatorio de lo que te motiva. No tengas miedo de experimentar con colores, formas y distintos diseños. Y como es tu casa, puedes incluir olores o sonidos que te inspiren. Instala, si puedes, un equipo de sonido y arma un playlist que te motive a trabajar. También puedes colocar flores con cierto olor o algún tipo de aromatizante natural.

Esperamos que estos consejos te hayan ayudado a tener una idea. Ponte a trabajar, organízate, plantea metas, pero sobre todo, diviértete armando esta nueva oficina. Verás como tu vida se irá simplificando al tener un lugar propio para hacer tus labores.

Pilar Núñez

Gerente de Marketing en Ciudaris.

También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest