Departamentos: vive en armonía con tus vecinos

Llevarse bien o no con los vecinos puede tener un gran impacto en nuestra vida diaria y en cómo nos sentimos viviendo en nuestro departamento y en el edificio. Ya sea si vives en un área urbana o rural, aprender a convivir con tus vecinos es algo que definitivamente beneficiará a todos. Por eso Ciudaris te presenta ocho maneras de vivir en armonía con ellos.

1. Sé amigable

Si eres nuevo en el edificio porque acabas de comprar tu departamento, una sonrisa amable y un saludo cordial pueden dejar instaurada una buena imagen de ti frente a tus vecinos. Preséntate cuando te encuentres con un vecino que no hayas conocido. No obstante, si ya has estado viviendo un buen tiempo en el edificio, un pequeño detalle, como prepararles algo de comer o ayudarlo a mover sus cosas, es una buena manera de dar la bienvenida al nuevo vecino.

2. Considera el estilo de vida de tus vecinos

Otra razón por la que debes conocer a tus vecinos es para saber cómo será la convivencia de allí en adelante. A veces, puedes arreglar los problemas, incluso antes de que comiencen. Por ejemplo, si trabajan durante la noche, tener mañanas silenciosas será muy importante para ellos. Si tienen hijos pequeños, tener noches tranquilas será vital. Además, podrás hablar sobre tu propio estilo de vida, de manera que ellos también tomen en cuenta lo que haces y eviten molestarte, o por el contrario, que tú los molestes. Por ejemplo, si tú o algún miembro de tu familia toca un instrumento, o tu mascota ladra a cierta hora de la mañana, asegúrate de que sepan que tratarás de incomodar lo menos posible.

3. Considera los ruidos que haces

Disminuye el volumen de la música y las conversaciones después de las nueve de la noche, e intenta no encender aparatos que hagan ruido antes de las ocho o nueve de la mañana. Si planeas hacer una fiesta, avísale a tus vecinos, tal vez, incluso puedas invitarlos.

Y si por el contrario, tus vecinos están siendo muy ruidosos, una primera medida puede ser tocarles la puerta o el timbre, y de manera educada y sin mostrar enojo, decirles que comprendes que se están divirtiendo pero están haciendo demasiado ruido para ti. Al final, asegúrate de agradecerles si hacen lo que les pediste.

4. Arregla los problemas en persona

De la misma manera que arreglas el problema de los ruidos, cualquier otro problema debe ser resuelto en persona y lo más pronto posible. Quizá pienses que es más fácil dejar una nota o enviar un correo electrónico, pero las notas escritas pueden malinterpretarse y como resultado, ocasionar conflictos en el futuro. Para evitar cualquier inconveniente, asegúrate de hablar con ellos cara a cara para que también tengan la oportunidad de explicarte su versión o en todo caso, disculparse contigo por la molestias.

En adición a esto, no recurras a chismes entre vecinos. Puede sentirse como una forma de establecer lazos, pero a la larga deteriora las relaciones en el edificio.

5. Se razonable con las mascotas

Este puede ser un gran punto de discusión entre vecinos, ya sea que te incomode la mascota de uno de ellos o tu mascota sea la que les incomode. Si la molestia ocurre una o dos veces, ya sea ladridos fuertes o si la mascota se orina en un área común, tómalo con tranquilidad. Pero si esto ocurre nuevamente, discútelo directamente con el vecino responsable. Trata de decir algo agradable sobre la mascota antes de comentar tu disgusto. De esa manera, suavizas la discusión. No obstante, si tu mascota es la que ocasiona el problema, haz lo mejor que puedas para ponerte en el lugar de tus vecinos. Hazles saber a todos que siempre estarás allí para atender sus quejas, por si tu mascota vuelve a molestar.

6. Respetar áreas comunes

En la mayoría de casos, existen problemas entre vecinos por las áreas comunes del departamento, ya que luego de ser utilizadas quedan sucias y desordenadas. Por eso, asegúrate de mantener los pasillos, ascensores y escaleras limpios y libres de cualquier basura o desperdicio. Asimismo, respeta la privacidad de tus vecinos, y no husmees en su espacio. Esto también cuenta para las áreas exteriores. Si tienes visitas, no ocupes todas las áreas de estacionamiento de la calle. Y si tu edificio tiene áreas de entretenimiento, tales como piscina, área de parrilla o gimnasio, deja todo tal y como lo encontraste.

7. Construye una comunidad

Basta con acciones pequeñas para tener una buena relación con tus vecinos, ya sea prestándose algún ingrediente o utensilio de cocina, alguna herramienta o ayudando a mover objetos pesados. Es importante que ellos sepan que siempre pueden contar con tu ayuda. Este tipo de actitud con tus vecinos te traerá muchos beneficios, ya que ellos también te ayudarán cuando más lo necesites y serán considerados contigo.

8.  Presta una mano con la seguridad

Si ves a un extraño entrar al edificio, o que una persona pasa demasiado por su calle y les presta especial atención, trata de que todos tengan conocimiento de ello. Muchos edificios cuentan con un guardia de seguridad en la puerta, pero siempre es importante que alguien esté atento a cualquier detalle que se pueda escapar. De esta manera todos colaboran con la seguridad del edificio  y se evita cualquier incidente.

Sigue estos consejos y podrás vivir tranquilo y en armonía dentro de tu edificio. Si tienes suerte, habrás hecho nuevos amigos, a quienes podrás recurrir cuando lo necesites. Asimismo, recuerda que uno de los beneficios adicionales que ofrece Ciudaris es su Plan de Convivencia, la cual tiene como objetivo colaborar con la buena convivencia vecinal dentro de los edificios mediante charlas sobre convivencia, finanzas familiares entre otros temas.

Te invitamos a conocer nuestros actuales proyectos inmobiliarios en Lima y Chiclayo, así como nuestros proyectos entregados para conozcas más sobre la calidad de servicio que ofrecemos y así te animes a adquirir tu propio departamento y formar parte de las miles de familias que apuestan por Ciudaris.

Pilar Núñez

Gerente de Marketing en Ciudaris.

También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Kadys_3@hotmaik.com' Deycyth dice:

    Porfavor quisiera informacion sobre este proyecto gracias

  1. 19 marzo, 2015

    […] una buena relación con los vecinos. No es necesario ser amigos, pero basta con ser cordiales y respetuosos. Salúdalos cuando los veas […]

  2. 30 junio, 2015

    […] entre tú y tus vecinos son siempre difíciles de superar, pero eventualmente te ayudarán para manetener una buena convivencia vecinal . Sino quién crees que recogerá tu correspondencia o de vez en cuando le dé una mirada a tu […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest