¿Cómo solicitar un crédito hipotecario para comprar mi departamento?

Todos queremos cumplir el sueño de la casa propia. Tener un lugar para nosotros y nuestra familia en donde podamos vivir tranquilamente. Hasta la fecha el mercado inmobiliario se ha ido desarrollando de forma acelerada. Cada vez hay más constructoras inmobiliarias en Lima brindan a las personas interesadas propuestas inmobiliarias de calidad y, a la par, se han ido implementando una serie de facilidades para que el consumidor pueda concretar ese tan añorado sueño.

En la inmobiliaria Ciudaris sabemos que adquirir un departamento es una decisión muy importante y creemos que todo aquel que tome esta decisión debe estar informado en cada paso del proceso con el fin de que pueda elegir lo más conveniente.

Por ello en etsa ocasión compartiremos información sobre el crédito hipotecario. Si  ya escogiste el departamento de tus sueños, encontrar el préstamo que más te beneficie es fundamental, de modo que debes tener en cuenta lo que presentaremos a continuación.

Características a considerar

El préstamo hipotecario es un compromiso a largo plazo que va a afectar tus finanzas de forma significativa. A continuación te informaremos algunos puntos que debes considerar al momento de solicitar uno.

TEA

Al pedir un préstamo, un dato indispensable para elegir la entidad financiera es la tasa de interés. La TEA es la tasa de interés que tienes que pagar por tu préstamo, es decir, por el monto que la entidad financiera te va a prestar, y que efectuarás de forma mensual en tu cuota de pago. La TEA es el componente fundamental del costo de un préstamo, ya que es el principal parámetro de comparación para evaluar dicho costo. A mayor TEA, mayor será el costo del préstamo y, por ende, mayor será el monto a pagar en las cuotas mensuales.

Tipos de tasa

Existen dos tipos de tasas de interés que se aplican a estos préstamos:

  • Tasa fija: cuando los préstamos cuentan con una tasa fija, significa que los bancos se comprometen a reconocer a lo largo del periodo del préstamo la tasa de interés pactada al inicio del préstamo, sin considerar las condiciones del mercado (sean o no  favorables para el banco). Este tipo de tasa es conveniente para el usuario, si durante el lapso que del préstamo se espera que los intereses de crédito suban.
  • Tasa mixta: cuando los préstamos cuentan con una tasa mixta, el banco se compromete a reconocer la tasa pactada al inicio del préstamo, pero por un lapso acordado (por ejemplo 5 años). Pasado ese lapso, se revisan las condiciones de préstamo y se aplica una tasa ajustada. La tasa ajustada se calcula usando un promedio del mercado, más un porcentaje de interés adicional pactado al momento de otorgar el préstamo.

Costos:

Es importante también prestar atención a los costos de mantenimiento, ya que se pagan mensualmente y pueden representar una diferencia importante entre un producto y otro.

Tampoco hay que olvidar los costos de constitución de hipoteca, que incluyen gastos notariales y legales a ser pagados al momento de adquirir un inmueble.

Seguros:

Los préstamos hipotecarios generalmente incluyen un seguro de desgravamen, en caso de invalidez o muerte. En esos casos el préstamo es cancelado completamente. La prima de este seguro se paga cada mes como parte de la deuda.

Es común además pagar un seguro inmobiliario, el cual protege la propiedad de daños, pérdidas y robos durante la periodo del préstamo.

¿Qué debo tener en cuenta al solicitar un préstamo?

Si bien algunos bancos pueden financiar hasta el 90% del valor del inmueble, es importante contar con un buen porcentaje para la cuota inicial a fin de reducir el monto a pagar mensualmente.

El primer paso antes de solicitar préstamo es conocer el flujo de caja, en otras palabras, saber cuánto son tus ingresos y cuánto de ellos destinarás a pagar las cuentas. Al saber cuánto es lo que puedes ahorrar al mes, determinarás (aproximadamente) la cuota que podrías pagar al banco. Y en base a eso calcular cuánto es el monto del préstamo que te podrían dar.

El siguiente paso es ahorrar para la cuota inicial, a medida que la cuota sea mayor a lo que pide el banco, se podrá reducir el monto a pagar cada mes por el crédito hipotecario y reducir el plazo en el que se deberá cancelar todo el financiamiento. Ahorrar además te genera un historial crediticio y a su vez demuestra si eres responsable u ordenado.

Si bien algunos bancos piden el 10% del valor de la vivienda, lo ideal es tener por lo menos el 25%. 

Se recomienda también no pagar un crédito hipotecario por más de 20 años. Lo conveniente es salir pronto del crédito. Y si hay la posibilidad de precancelar la deuda en hora buena. La idea es que todos los ahorros que tengas sean para precancelar el crédito.

Teniendo en cuenta esta información podrás elegir el préstamo hipotecario más adecuado para adquirir tu vivienda. Recuerda que esta es una decisión muy importante por lo tanto siempre debes estar bien informado.

Si planeas adquirir un departamento, te invitamos a conocer nuestros actuales proyectos inmobiliarios en Lima y Chiclayo, así como también nuestros proyectos entregados para conozcas más sobre la calidad de servicio que ofrecemos y así te animes a adquirir tu propio departamento y formar parte de las miles de familias que apuestan por Ciudaris.  

Fuente: Gestión, Comparabien.com

Ciudaris Inmobiliaria

Empresa inmobiliaria líder del mercado con más de 20 años de trayectoria y más de 25 proyectos de viviendas realizadas en diversos distritos de Lima y provincias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest