Los beneficios de vivir de manera independiente

Miles de chistes sobre suegras y cientos de refranes en la línea del clásico “el casado casa quiere” reflejan una realidad indiscutible: cada familia necesita un espacio propio para vivir. Y es que resulta incómodo despertarte los domingos a las siete de la mañana porque tu suegra prende la radio. O que el llanto de tu bebé levante a tus padres a las tres de la madrugada. Y por muchos otros desencuentros cotidianos. Vivir en el nido paterno también significa verte obligado a aceptar restricciones. Las más frecuentes son no poder organizar reuniones con amigos o postergar discusiones conyugales para evitar molestias a padres o suegros. La solución a esas incomodidades y limitaciones es vivir de manera independiente en un departamento propio, pues ofrece la ventaja de poder establecer reglas y horarios que se adecúen a las costumbres de la pareja y los hijos.

Otro beneficio muy preciado es un mayor grado de privacidad. Cualquier sábado o domingo podrás pasearte por tu hogar en pijama sin sentirte incómodo ni incomodar a nadie. Además, la privacidad también favorecerá tu relación de pareja. Pero mudarte a una vivienda propia no significa entrar en el paraíso. Cada día requerirá una gran dosis de responsabilidad, que permita organizarte adecuadamente junto con tu pareja para trabajar, hacer las tareas del hogar, controlar los gastos, cuidar a los hijos y cumplir todas sus obligaciones. Esas exigencias pueden parecer una carga. Sin embargo, representan oportunidades de aprender a administrar tiempo, energías, dinero y desarrollar otras habilidades que les ayudarán a vivir mejor.

Asumiendo el desafío

Al asumir el trabajo de sacar adelante su propio hogar, una pareja da un gran paso en el camino de su crecimiento emocional: asume el control de su propio destino y madura mucho más. Así, el cambio de vivienda termina convirtiéndose en un verdadero cambio de vida. La emoción de la novedad acompaña a toda mudanza. Y es una nueva vivienda representa el comienzo de un periodo cargado de oportunidades, experiencias y desafíos. Aunque si tienes hijos pequeños, deberás resaltar los aspectos positivos y combatir los miedos al cambio.

Un hogar propio también representa mayor tranquilidad económica pues constituye una inversión que no implica demasiados riesgos, operaciones complejas ni demanda demasiado tiempo. Asimismo, al mudarse la familia tendrá oportunidades para hacer nuevas amistades en el edificio o el barrio. Y también podrá reforzar la relación con sus amigos de siempre organizando reuniones en su hogar y disfrutándolas sin el remordimiento de incomodar a nadie. Es cierto que independizarte es dejar el nido que mamá y papá construyeron para ti, pero la experiencia de establecer un hogar propio te hará a valorar mucho más el apoyo que recibiste.

No olvides que la empresa constructora en Lima Ciudaris pone a tu disposición diversas opciones de proyectos inmobiliarios en Lima y provincia, entre los cuales destacan nuestros proyectos inmobiliarios en Jesús María. Nuestros departamentos en venta en Jesús María se encuentran estratégicamente ubicados cerca de las principales vías de la capital. Además se encuentran cerca de dos de los parques más importantes de Lima, como el Parque de la Exposición y el Campo de Marte. Para mayor información sobre este y otros proyectos inmobiliarios en Lima, no dude en escribirnos a los comentarios. También puedes escribirnos a nuestro formulario de contacto.

Ciudaris Inmobiliaria

Empresa inmobiliaria líder del mercado con más de 20 años de trayectoria y más de 25 proyectos de viviendas realizadas en diversos distritos de Lima y provincias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest