libro departamento
Tips

5 consejos que te ayudarán con el cuidado de tus libros en tu departamento

libro departamento

Para proteger sus libros y materiales de archivo, las bibliotecas y los museos siguen prácticas profesionales para promover la preservación a largo plazo. Es posible que tu departamento nuevo, sala de lectura o lugar de trabajo no cumpla con los estándares de estos lugares, sin embargo, los siguientes consejos que Ciudaris ha reunido para ti te ayudarán a cuidar tus libros. 

1. Medio ambiente

Limita la exposición a la luz tanto como sea posible. Esto porque las fuentes de luz, tanto naturales como artificiales, dañan el papel y las encuadernaciones, provocando la decoloración y el resquebrajamiento del papel, la tela y el cuero. Por ello, mantén tus libros alejados de la luz solar directa y, siempre que sea posible, apaga las luces en las habitaciones donde guarda sus libros.

Asimismo, regula la temperatura en el lugar donde guardas tus libros. Generalmente, las bibliotecas y los museos siguen una regla general para mantener la temperatura alrededor de 66-68° F. Procura mantener una temperatura estable, sin fluctuaciones amplias y rápidas, es igualmente importante.

De la misma forma, es importante regular la humedad, pues si es demasiado alta, puede promover el crecimiento de moho. Por el contrario, si es demasiado baja, puede hacer que el papel y las encuadernaciones se sequen y se desintegren. 

Una regla general es mantener un nivel de humedad del 45-55%. Para esto, puedes usar un termómetro-higrómetro o higrotermógrafo que monitorea las condiciones en tu departamento. 

Te puede interesar: Cómo crear un espacio de estudio para tu hijos en tu departamento

2. Limpieza

limpieza libro

Una forma de cuidar tus libros es que los manejes con las manos limpias y completamente secas, pues los aceites y otras suciedades pueden manchar y dañar las encuadernaciones y las páginas de los libros.

Asimismo, por más agradable que sea acurrucarse con una taza de chocolate y un buen libro, trata de no comer ni beber cerca de tus libros. Los derrames de alimentos y bebidas pueden mancharlos y dañarlos y atraer insectos y otras alimañas en busca de un refrigerio.

También, asegúrate de desempolvar cuidadosamente tus libros de vez en cuando, pero no uses el mismo trapo que usaste para limpiar los estantes. En su lugar, puedes utilizar un cepillo muy suave para quitar el polvo de los libros frágiles. 

En ese proceso, inspecciona antes de quitar el polvo para observar si hay escamas, rasgaduras o desmoronamientos de las encuadernaciones y las páginas, ya que podrían romperse durante el desempolvado.

Es fundamental que no uses agua, solventes o apósitos de cuero en las encuadernaciones de los libros, incluso si sientes que están sucias o secas. Si ese fuera el caso, te recomendamos consultar a un profesional para obtener asesoramiento o asistencia.

3. Manejo

Mantén los libros en posición vertical en las estanterías, derechos en lugar de tenerlos inclinados. Utiliza sujetalibros cuando sea necesario. Te en cuenta que los volúmenes pesados ​​o de gran tamaño se pueden almacenar planos de forma segura. En cualquier caso, no abarrotes los estantes.

Para retirar los libros de los estantes, debes sujetarlos por el lomo cerca del centro. No “enganches” la parte superior de la columna con el dedo, ya que esto los daña con el tiempo. 

En esa misma línea, para marcar la página en la que te quedaste, no dobles las puntas de estas, ni uses clips ni coloques marcadores de papel en las páginas, pues todas estas prácticas pueden causar daños irreparables. En su lugar, usa un separador.

Te puede interesar: 7 consejos para aprovechar al máximo la vida en un departamento junto a tus hijos

4. Monitor

Si deseas tener tu libro abierto, te recomendamos sostener las cubiertas para reducir la tensión en la encuadernación y el lomo. También, una vez al mes, pasa una página, de modo que ninguna quede expuesta a la luz durante largos períodos de tiempo.

Si es posible, muestra tu libro en una vitrina cerrada. Esto creará un microclima y evitará que se acumule polvo y escombros.

5. Busca asistencia profesional

conservador libro

Los libros frágiles o con problemas como páginas rotas o quebradizas, lomos rotos o encuadernaciones de cuero descascarado y seco pueden necesitar la atención de un conservador de libros. 

Siguiendo estos consejos, tus libros se conservarán en perfecto estado y podrán estar disponibles para ti y tus  visitas. En los departamentos que Ciudaris tiene para ti, tienes la flexibilidad de poder acondicionar un área para guardarlos adecuadamente siguiendo las recomendaciones. 

Tenemos depas en venta en zonas cercanas a los principales parques de la ciudad como nuestros proyectos de departamentos en Jesús María, San Miguel y Lince.

Además, cada uno de estos proyectos inmobiliarios en Lima se encuentran ubicados en áreas estratégicas que les permiten estar cerca de los principales centros comerciales de estos distritos y de las vías de acceso de la capital más importantes.Si deseas comprar un departamento, no dudes en escribirnos a nuestro formulario de contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest