Tres formas de evaluar tu solvencia para tu departamento nuevo

Cuando se trata de asegurar un préstamo para comprar una departamento nuevo, tu calificación crediticia es el factor más importante que determina cuánto puedes pedir prestado – y cuánto pagarás por tomarlo prestado.

Desde el punto de vista del prestamista, el crédito “bueno” significa que has sido fiscalmente responsable, por lo que hay menos riesgo de prestarte una gran suma de dinero. Para evaluar tu solvencia, piensa como un prestamista hipotecario y hazte estas tres preguntas:

¿Cómo es tu carácter financiero?

¿Has sido disciplinado con el pago de deudas? ¿Tienes un historial de crédito personal fuerte? Tu carácter financiero se representa en tu puntaje de crédito. Tienes derecho a un informe de crédito gratis (sin puntuación) por año, y puedes disputar – por escrito – cualquier error que encuentres en él. Tu puntaje, que oscila entre 300 y 850, se basa en un análisis de la cantidad de crédito que tienes disponible en comparación con la cantidad de crédito que estás usando, tus saldos de cuenta corriente y cuán oportuno eres con los pagos. Un banco o una compañía de hipoteca no está interesada solamente en su capacidad de pagar. Quiere estimar la probabilidad de cumplir con las obligaciones futuras.

¿Tienes una red de seguridad?

Los bancos ganan dinero al prestar dinero, y no pueden hacerlo si no realizas tus pagos a tiempo, o si no lo haces por completo. Al evaluar tu solvencia para comprar un nuevo departamento, un banco mira tus boletas de pago o recibos, para asegurarse de que ganas lo suficiente para cumplir los pagos mensuales.

Pero también quiere saber qué vas a hacer si experimentas una recesión económica. ¿Cómo hará los pagos si pierdes tu trabajo o tienes una emergencia médica? ¿Tienes una reserva de ahorros … activos que puede vender para cumplir con tus obligaciones de pago … acceso a efectivo fuera de tu boleta de pago, como acciones?

¿Qué estás ofreciendo para asegurar el préstamo?

Aquí está la cosa irónica sobre una hipoteca: Pides prestado dinero para comprar tu departamento nuevo … y entonces realmente no posees el depa. Hasta que tu hipoteca sea pagada en su totalidad, el banco tiene tu casa como garantía contra el dinero que te ha prestado (y estás pagando con intereses). Si no haces los pagos, el banco puede intervenir y excluirte de la propiedad. Si incumples tu parte del acuerdo, el banco puede intentar recuperar su inversión financiera asumiendo la propiedad del inmueble. El lado positivo es que los bancos y las compañías hipotecarias realmente no quieren ser propietarios. La desventaja es que si los dueños de una casa se encuentran en un apuro, las compañías de hipoteca harán lo que puedan para extender los pagos. Aumentarán la cantidad de interés que los propietarios pagan y evitarán tomar posesión de la propiedad.

Un buen prestamista realizará un estudio minucioso en el perfil de crédito completo de cualquier solicitante. Proporcionar toda la información que tu banco pide puede ser frustrante, pero el proceso está diseñado para proteger a ambas partes. Si un préstamo parece “demasiado bueno para ser verdad”, probablemente no lo sea. Los prestamistas inescrupulosos que ofrecen “dinero fácil” se aprovechan de los consumidores sin educación. A medida que el mercado inmobiliario crece y los compradores vuelven a estar seguros otra vez, es necesario ser inteligente y proceder con cautela. Tu departamento nuevo es la inversión más grande que harás para tu futuro. Ser inteligente acerca de tu hipoteca te permite que sea un futuro brillante.

Te invitamos a conocer nuestros actuales proyectos inmobiliarios en Lima y Chiclayo, así como también nuestros proyectos entregados para conozcas más sobre la calidad de servicio que ofrecemos y así te animes a adquirir tu propio departamento y formar parte de las miles de familias que apuestan por Ciudaris.

Ciudaris Inmobiliaria

Empresa inmobiliaria líder del mercado con más de 20 años de trayectoria y más de 25 proyectos de viviendas realizadas en diversos distritos de Lima y provincias.

También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest