Consejos para manejar los problemas con tu roommate
Estilo de Vida, Tips

Vivir con un roommate: ¿Cómo manejar los problemas comunes?

Muchas personas disfrutan vivir con un roommate en un departamento. Después de todo, los compañeros de habitación brindan compañía y son convenientes, sin mencionar que se ahorra mucho en alquiler y otros gastos mensuales del departamento. Sin embargo, cuando eliges compartir un departamento con otra persona, existe la posibilidad de que surjan conflictos. Si tiene que ver con finanzas o personalidades, puede crecer lo suficiente como para hacer que no te sientas a gusto viviendo en tu departamento. Peor aún, si un conflicto no se resuelve, podría poner en riesgo el contrato de convivencia. A continuación, Ciudaris te brindará algunos consejos para manejar los problemas comunes que surgen entre los compañeros de piso.

El conflicto del compañero de habitación desordenado

¿Estás en desacuerdo con tu compañero de habitación cuando se trata de cuán ordenado y limpio quieres que se vea tu departamento? Es importante que elijas a un compañero de cuarto que esté de acuerdo contigo en asuntos de limpieza y orden, pero las cosas no siempre funcionan de esa manera.

Si te encuentras con un compañero de cuarto que no se preocupa por la higiene personal, no tiene que significar el final de tu contrato de convivencia. Averigua qué hacer si te sientes atrapado con un compañero de cuarto que es más desordenado u ordenado que tú.

Consejos para manejar los problemas con tu roommate

El conflicto de quién paga qué

¿Tiene problemas para acordar cuánto tú y tu compañero de cuarto deberían contribuir a los gastos del departamento? O ¿tal vez conversaste casualmente el problema antes de firmar el contrato de arrendamiento y tu compañero de habitación “convenientemente” olvidó parte de la conversación?

Aunque puede ser tentador resolver las cosas a medida que avanza, realizar todos los contratos por escrito es la mejor manera de asegurarse de pagar las facturas en su totalidad y evitar malentendidos y discusiones que puedan amenazar tu relación de compañero de habitación.

Consejos para manejar los problemas con tu roommate

Leer más: ¿Debería mudarme con mi compañero de trabajo?

El compañero de habitación que deja de pagar el alquiler

Cuando divides el alquiler con un compañero de habitación, ambos son responsables de entregar el monto total del alquiler al arrendador a tiempo. Incluso si pagas tu parte todos los meses, la falta de pago de tu compañero de habitación podría poner tu arrendamiento en riesgo, también.

Basta con que solo falle la cuota mensual uno de los dos para que el arrendador tome la decisión de botarlos a los dos a la calle. O si tienes suerte, les permitirá vivir ahí un par de meses más y luego los echará a la calle por no cambiar ese mal hábito de no pagar a tiempo cada mes.

Consejos para manejar los problemas con tu roommate

El roommate con opiniones políticas fuertes y opuestas

No tienes que ser un adicto a la política para tener problemas con un compañero de habitación en política. A muchas personas les despierta esa personalidad política si se menciona temas como el aborto, la reforma de salud, el terrorismo, el matrimonio entre homosexuales, entre otros temas controversiales.

Si descubres que estás viviendo con un compañero de cuarto que tiene una visión política fuerte y opuesta, puede haber un conflicto. No sólo empezarás a detestar a tu compañero de habitación por sus opiniones, sino que también puedes discutir cuando tú o él quieran manifestar su preferencia mediante ciertos detalles en el departamento, como posters, banderas, imanes en el refrigerados, etc. No hay razón para que personas de convicciones políticas diferentes, incluso opuestas, no puedan vivir juntas.

Más consejos: ¿Cómo organizar las tareas del hogar con tu roommate?

El roommate con diferentes ideas de decoración en fiestas

Cuando los compañeros de cuarto celebran diferentes días festivos o tienen ideas opuestas en cuanto a cómo (o cuánto) decoran el departamento, esto puede llevar a discusiones. Sin embargo, no hay ninguna razón por la que no puedas convivir con diferentes costumbres. Por ejemplo, si tu vienes de una familia en la que apenas se armaba el árbol de navidad (y ni hablar del nacimiento), pero tu compañero es de los que se formó en una familia super religiosa y decora absolutamente todo, pueden conversarlo.

Dile cómo te sientes con las decoraciones y con suerte él entenderá y puedan llegar a un punto medio en el que no se exagere con la decoración, que es lo que tú buscas. Solo es cuestión de conversarlo y organizarse, no hay por qué discutir ni pelear.

Consejos para manejar los problemas con tu roommate

No olvides que Ciudaris pone a tu disposición diversas opciones de proyectos inmobiliarios en Lima y provincia donde podrás encontrar el departamento adecuado para tu estilo de vida.  Si deseas más información sobre algunos de nuestros departamentos en venta u otros, comunícate con nosotros y te responderemos a la brevedad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest