Doce consejos para tener un departamento a prueba de niños

La llegada de los niños a la familia puede ser un hermoso momento para todos. Sin embargo, debemos aprender a ser realistas a la hora de elegir entre decoración y seguridad. Los decoradores casi nunca tienen en cuenta que en cualquier momento los niños pueden usar la pared como pizarra o que el borde de una mesa o las escaleras puedan ser peligrosas.

Por esa razón, el equipo de Ciudaris te brinda algunos consejos para hacer de tu departamento, un lugar a prueba de niños, con opciones creativas, económicas y fáciles. De esta manera, podrás alcanzar el equilibrio adecuado.

1. Guarda los productos peligrosos

Muchas veces tenemos químicos, medicamentos, cosméticos o productos de limpieza guardados en un lugar de fácil acceso, lo que pone en riesgo a los menores de la casa. Para evitar cualquier tipo de accidentes, empieza ordenando tus lugares de almacenamiento y de preferencia ubica las sustancias tóxicas en un lugar alto; pero procura no tener una escalera o un banco que les facilite el acceso. Lo recomendable es implementar seguros a prueba de niños, esto impedirá que abran fácilmente los gabinetes, pero a su vez  los adultos podrán hacerlo sin mucha dificultad.

productos de limpieza
2. Ojo con la cocina

Esta es una de las habitaciones más peligrosas porque en él podemos encontrar productos de limpieza, objetos puntiagudos o con filo y muchos escapes de fuego. Te recomendamos buscar estufas con seguro para el encendido, tener siempre los utensilios guardados en la parte superior de la cocina y guardar los cuchillos en un cajón cerrado al que solo tú puedas acceder. Finalmente, evita dejar cualquier articulo peligroso en los cajones de inferiores.

3. Cuidado con las escaleras

Si tu departamento tiene escaleras, ten en cuenta que de la misma manera que son peligrosas para ti, lo son mucho más para ellos. Es por ello que puedes optar por colocar barreras de seguridad al inicio o al final de las escaleras. En la actualidad existen varias opciones que puedes elegir de este producto, adecuándolas a tu estilo y necesidad. Pueda que le quiten un poco de estética a tu hogar, pero como dicen, más vale prevenir que lamentar.

doce consejos para tener una casa aprueba de niños
4. Para dormir seguros

El mueble a tomar en cuenta en la habitación de un niño es la cuna o la cama. En el caso de la cuna, la separación recomendada entre los barrotes debe ser de 6 cm y la altura mínima de la barandilla debe ser de 55 cm. Si recién vas a comprar una cuna, asegúrate de que tenga verificación de seguridad y que sea de un material sólido. Verifica también que el tamaño del colchón encaje exacto en la cuna y que  sea ajustable. Esto ultimo será muy necesario para cuando el pequeño empiece a sentarse. ya que no querrás que se trepe por los barrotes y se caiga. No obstante, si los niños ya están más grandes y usan una cama, esta debe ser baja y accesible para ellos. Asimismo, es recomendable que la cama cuente con una estructura que sirva como baranda para evitar caídas.

5. Sistemas electrónicos

Este punto es muy importante porque los accidentes que ocurren en el hogar en su mayoría se deben a la manipulación de los sistemas electrónicos por parte de los más pequeños. Te recomendamos mantener a resguardo los cables de cualquier producto electrónico, así como también evitar dejarlo enchufado. Esto no solo impedirá cualquier accidente, sino también reducirá tu consumo de energía. Por otro lado, parece mentira, pero los enchufes son un imán para los niños, por eso es importante que adquieras seguros para los enchufes. Los puedes encontrar en cualquier tienda y muchos de ellos son transparentes, por lo que no interferirán en la decoración. Sin embargo, si te gusta los último en tecnología, este año se va a lanzar al mercado un enchufe a prueba de toques eléctricos, es decir, que solo se activa cuando detecte un dispositivo eléctrico y no al tacto de las personas o cualquier dispositivo o fierro que haga contacto.

protector-enchufe

6. Evalúa los muebles

Ten en cuenta que cualquier superficie muy puntiaguda, como las mesas de vidrio o los adornos muy pesados pueden ser una amenaza. Te recomendamos colocar cualquier tipo de adorno pesado o de material delicado en una mesa o estante más alto y evita ponerlos sobre un tapete que facilite su caída. En cuanto a las puntas afiladas de las mesas, existen bordes de plástico para proteger a tus hijos de cualquier tipo de golpe.

7. Cerraduras y sistemas de seguridad

Procura que tu casa esté bien cerrada, así como los gabinetes y las ventanas que dan a los cuartos. Si tienes balcón, busca alguna malla que recubra la baranda. Por último, siempre que tu pequeño esté en su cuarto, ten a la mano el monitor de bebés; pero procura dejar un monitor inalámbrico o ubícalo lejos de él para evitar que juegue con los cables.

8. Usar fundas para muebles

En cuanto a las áreas comunes, es preferible emplear forros en los muebles, ya que los niños suelen derramar líquidos, pintar sobre las superficies o subir sobre ellos para saltar y jugar; así evitas que tus muebles terminen con manchas que no puedas quitar. Sin embargo, esto no significa que utilices forros de colores feos o aburridos, busca aquellos que más te gusten y que le den un toque especial a tu hogar.

forros-muebles

9. Pisos y alfombras

Utilizar un buena cerámica en tus pisos debe ser la mejor opción, ya que los materiales muy pulidos son resbaladizos. Te recomendamos buscar pisos con acabados antideslizantes, y si es posible, a prueba de manchas. Con las alfombras, es recomendable comprar aquellas que sean sean suaves y resistentes, sin muchas pelusas, ya que los niños podrían tratar de comérselas o  provocarles alergias. También trata de que no sean muy claras, porque es muy probable que les caiga manchas.

10. Pinturas lavables

Esta es una de las opciones más simples y baratas, ya que existen diversos tipos en el mercado. No importa que sean pinturas de látex o plásticas, su superficie lisa y uniforme impedirá que las manchas penetren las capas interiores.  Al momento de lavarlas se recomienda utilizar un paño suave humedecido con jabón líquido y agua.

11. Papeles resistentes

Si te encanta decorar tus habitaciones con papel tapiz y tienes miedo de que los pequeños de la casa hagan travesuras en ellas, ¡no te compliques! porque existen varios tipos que se adecuan a tu necesidad. Nosotros te recomendamos el tipo papel vinílico porque tiene una cobertura de plástico que lo protege de la humedad y solo requiere un trapo húmedo para su limpieza. Este tipo de papel es muy recomendable para lugares expuestos a la humedad, como baños y cocinas, así como también para el cuarto de los más pequeños.

12. Revestimientos rígidos

Los laminados decorativos también son otra buena opción para tener las paredes limpias y con mucho estilo. Este tipo de paredes son muy fáciles de ensamblar. Simplemente se colocan los paneles de PVC uno seguido del otro, los cuales pueden atornillarse, engraparse o pegarse con silicona. Es uno de los revestimientos más resistentes y duraderos. Su limpieza es muy simple ya que solo necesitas un jabón neutro y un poco de agua.

Esperamos que estos consejos te ayuden a tener un departamento más seguro para tus niños y para ti. Ponlas en práctica para que tu vida sea más llevadera y así te olvides de los accidentes.

Pilar Núñez

Gerente de Marketing en Ciudaris.

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. 17 junio, 2015

    […] publicamos un artículo sobre departamentos a prueba de niños, en donde explicamos que lo más importante es crear un entorno seguro para ellos. Como padres, el […]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pin It on Pinterest