destacado reglas financieras vivir solo primera vez
Departamentos, Tips

7 reglas financieras para vivir solo por primera vez

destacado reglas financieras vivir solo primera vez 1

Hay muchos cambios que se producen a medida que nos hacemos mayores y adquirimos más responsabilidad personal. Uno de los cambios más difíciles es cuando te mudas a un departamento para solteros tú solo, sin familia, sin compañeros de piso, solo tú.

Vivir solo puede ser difícil por muchas razones, pero la gestión de las finanzas personales y del hogar por uno mismo suele ser el mayor problema para quienes se independizan por primera vez. Es muy probable que tengas unos ingresos limitados, pero una cantidad casi ilimitada de posibles gastos cada mes. 

A fin de ayudarte a sobrellevar estas cuestiones por tu cuenta, Ciudaris te muestra 7 reglas financieras para vivir solo por primera vez. Esta lista te ayudará a evitar cualquier problema financiero importante. ¡Sigue leyendo el siguiente artículo para descubrirlas! 

1. Elabora un presupuesto antes de mudarte

Antes de mudarte a tu nuevo departamento y comenzar a vivir de forma independiente, haz un presupuesto que indique tus ingresos actuales y tus gastos previstos. Algunos gastos ya los conoces; el pago del celular, los pagos del auto, el seguro, entre otros. Sin embargo, tendrás que estimar otros como la electricidad, el internet, el agua, etc. 

Usa este presupuesto inicial para ayudarte a planificar tus gastos una vez que te hayas mudado. Cuando lleves un tiempo viviendo en tu nuevo hogar, revisa los gastos reales y recalcula tu presupuesto conforme a ellos. Ten en cuenta que el costo de los servicios varía. Por ejemplo, si tienes el ventilador o el aire acondicionado prendido todo el verano, el recibo de la luz será más elevado. 

Te puede interesar: ¿Cómo elegir el mejor aire acondicionado para tu departamento?

2. Compra solo lo indispensable  

Un error que cometen muchos jóvenes cuando se van a vivir solos por primera vez es querer imitar cada parte de la casa en la que vivían antes. Por ejemplo, es probable que tus padres tengan muchos utensilios de cocina diferentes, desde ralladores hasta parrillas eléctricas y sartenes de distintos tamaños, pero no debes tratar de imitar todo eso. 

Evita el impulso de querer todo exactamente igual a tu casa anterior, no compres todo lo que crees que necesitas. Tus padres acumularon todas esas ollas y sartenes a lo largo de los años. Lo mismo ocurre con todos los demás aparatos y electrodomésticos a los que te has acostumbrado. Son bonitos, pero no son indispensables en este momento.

3. Invierte en artículos de calidad 

invierte articulos calidad

Cuando se empieza no se necesita todo, pero sí algunos objetos. Aquí es donde tienes que ser estratégico con respecto a los gastos. Podrías ahorrar dinero y llenar tu nuevo depa con todo de segunda mano. Eso puede ser bueno a corto plazo, pero podría traer problemas más adelante, sobre todo si tus compras iniciales económicas deberán reemplazarse en un futuro no muy lejano.

Piensa en tus compras como en una inversión. ¿Cuál será su rendimiento en el futuro? Una cama demasiada barata puede ajustarse a tu presupuesto ahora, pero si tienes que comprar una nueva cama seis meses después porque no has dormido bien ni una sola vez, entonces esa cama será una mala inversión. Sin embargo, gastar un poco más en una cama de calidad, es probable que resulte mejor. 

4. Establece una red de préstamos de  artículos 

No es posible comprar todos los artículos que puedas necesitar, pues significaría un gasto excesivo en estos momentos. Una mejor idea hasta que puedas establecerte mejor, es saber quién tiene las cosas que podrías llegar a necesitar en ocasiones y pedirlas prestadas. 

En el mejor de los casos, esto podría convertirse en una red de préstamos de artículos más amplia en la que también compartirás objetos únicos con amigos y vecinos. De este modo todos ahorrarán algo de dinero. 

Cuando pidas prestado algo a un amigo o a un vecino, asegúrate de explicarle el uso que le vas a dar y el tiempo que piensas tenerlo. Luego, cumple y devuelve el artefacto cuando digas que lo harás y en el mismo estado en que te lo prestaron. 

5. Invierte en mantenimiento y ahorra en reparaciones

Mientras más puedas hacer para mantener todas tus pertenencias en buen estado, menos tendrás que gastar en reparar las cosas cuando se malogren. El mantenimiento no tiene que ser algo difícil. 

Cuida los desagües de posibles obstrucciones. Ten las cosas limpias, ordenadas y organizadas para ayudar a prevenir la acumulación de sarro o daños ocasionados por moho. Asimismo, utiliza los electrodomésticos solo según las instrucciones de uso. 

Te puede interesar: ¿Cómo elegir los electrodomésticos adecuados para organizar tu cocina?

6. Establece una forma para pagar los recibos 

establece forma pagar recibos

Al vivir solo en tu departamento, tendrás que administrar toda una serie de recibos. Si no tienes un sistema establecido, es fácil que olvides este aspecto de vez en cuando y no hagas el pago requerido. Este es un error que podrías cometer con facilidad y desafortunadamente también resulta costoso. 

Un solo incumplimiento de pago puede hacer retroceder de manera significativa tu puntuación en tu historial crediticio. Busca un método de pago de recibos que se adapte a tus hábitos y a tu personalidad. Establece recordatorios, programa tus pagos o simplemente comprométete a realizarlos en cuanto te llegue cualquier recibo. Elige el método que mejor se adapte a ti y síguelo.

7. Prepara más porciones y ahorra en la comida

Uno de los aspectos financieros más difíciles de controlar al vivir de manera individual es la comida. Comprar la cantidad correcta de alimentos y preparar la comida para una sola persona es un reto, por lo que es sencillo cansarse de todo este proceso y optar por comer fuera de casa o recurrir a la comida para llevar. 

Una opción más económica es no cocinar solo una porción, sino cocinar una mayor cantidad y congelar lo que no comas ese día en porciones individuales. Por lo general, el precio es menor a medida que se preparan más porciones, por lo que ahorrarás dinero si preparas más cantidad.  

Ahora ya conoces los mejores tips para ayudarte con tus finanzas en tu nuevo departamento para soltero. Vivir solo por primera vez no debe ser algo complicado, verás que, con las recomendaciones adecuadas podrás disfrutar de tu independencia sin preocuparte mucho por estos aspectos. ¡Esperamos que esta información te haya sido de ayuda! 

¿Estás buscando comprar el departamento de tus sueños? En Ciudaris tenemos depas en venta ubicados en áreas estratégicas que te permitirán estar a un paso de las vías de acceso de la capital más importantes.   

Si tienes alguna duda sobre cómo comprar un departamento, no dudes en escribirnos a nuestro formulario de contacto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Pin It on Pinterest